Principios educativos

Los principios que regirán la Institución son:

a) Principios de la Educación Peruana
La ética

Que fortalezca los valores, el respeto a las normas de convivencia y la conciencia moral, individual y pública.

La equidad

Que posibilite una buena educación para todos los peruanos sin exclusión de ningún tipo y que dé prioridad a los que tienen menos oportunidades.

La inclusión

Que incorpore a las personas con discapacidad, grupos sociales excluidos, marginados y vulnerables.

La calidad

Que asegure la eficiencia en los procesos y la eficacia en los logros y las mejores condiciones de una educación para la identidad, la ciudadanía, el trabajo; en un marco de formación permanente.

La democracia

Que permita educar en y para la tolerancia, el respeto a los derechos humanos, el ejercicio pleno de la identidad y la conciencia ciudadana.

La interculturalidad

Que contribuya al reconocimiento y valoración de nuestra diversidad cultural, étnica y lingüística, al diálogo e intercambio entre las distintas culturas y al establecimiento de relaciones armoniosas.

La conciencia ambiental

Que motive el respeto, cuidado y conservación del entorno natural como garantía para el futuro de la vida.

La creatividad y la innovación

Que promuevan la producción de nuevos conocimientos en todos los campos del saber, el arte y la cultura.

b) Principios Institucionales

  • Ofrecemos una educación basada en la Pedagogía de Luz y Verdad, por lo que Nuestra labor educativa se propone la formación integral de los estudiantes, mediante la asimilación sistemática y crítica de la cultura y el cultivo progresivo de las virtudes teologales y cardinales; dicha labor orienta su esfuerzo a que valoren más el ser que el saber o el tener y que descubran la necesidad de poner sus capacidades al servicio de los demás en acción solidaria.     

  • Inspirados en los fundamentos y principios axiológicos de la Doctrina Social de la SANTA IGLESIA CATÓLICA; y en especial, en el carisma de la Congregación de las HERMANAS DOMINICAS DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN de “Predicar la Verdad y portar la Luz de Cristo”, educamos para: Brindar una educación integral, centrada en la dignidad de la persona humana; aplicando el Diseño Sistémico de Luz y Verdad. 

  • Reconocemos la vida como don y como potencial para responder a nuestra vocación desde un proyecto de vida que defina la manera de ser y de actuar de nuestros estudiantes.  Valoramos el respeto a la vida en todas sus formas, a la naturaleza y a la persona humana como ser único e irrepetible, las que serán líneas rectoras para seguir.

  • Formamos a los estudiantes con conocimientos sólidos, espíritu emprendedor y proactivo para que sean capaces de aportar a la sociedad del conocimiento, haciendo uso responsable de los avances de la ciencia y la técnica desde la Verdad.

  • Inculcamos la superación y el esfuerzo constante como base para desarrollar la vocación y la valoración del trabajo aportando creativamente para lograr el desarrollo personal y social en toda la comunidad educativa.